En el marco de esta nueva realidad operativa, las organizaciones están adoptando – entre otros – los principios de la filosofía Agile para impulsar el trabajo colaborativo, la creación de equipos transversales auto organizados y el aprovechamiento de la diversidad como una riqueza para la innovación.

Este cambio de paradigma, implica cambiar cómo piensas (valores) y cómo actúas (conductas) y reenfocar el propósito que inspira las decisiones de los líderes y equipos de tu organización.

Es importante tomar conciencia de que estamos acostumbrados a operar en organizaciones convencionales que han sido diseñadas para la estabilidad.

Figura 1: La organización convencional

Las organizaciones convencionales operan como una jerarquía estructurada, estática y organizada “en silos” – los objetivos y las decisiones fluyen hacia abajo, desde los niveles de mayor poder en la cima de la pirámide organizacional hacia los niveles operativos. Las organizaciones convencionales operan a través del control y la  planificación lineal con el propósito de generar valor para sus accionistas. Su estructura rígida y burocrática impide afrontar los retos de un mundo VUCA.

Figura 2: La organización Próspera de Alto Rendimiento

Por el contrario, la organización Agile emergente opera como una redarquía de equipos que opera en una Cultura centrada en las personas, que opera en ciclos rápidos de aprendizaje y decisión habilitados por la tecnología e impulsados por un potente propósito compartido de crear valor para todos sus grupos de interés.

El modelo operativo Agile tiene la capacidad de reconfigurar de forma rápida y eficiente las estrategias, los procesos y las personas, con la finalidad de generar valor para los públicos de interés.

Actualmente, la mayoría de las organizaciones están transitando el cambio de paradigma para pasar de “Good to Great” como describe Jim Collins. Los líderes y equipos están siendo invitados a dejar el modelo jerárquico que ha funcionado durante muchos años para implantar el nuevo modelo emergente que permite asegurar la supervivencia, impulsar el crecimiento y fortalecer la sostenibilidad de sus organizaciones.

Desde 2004, desde TransformAction aplicamos el Modelo de 10 Arquetipos Culturales para facilitar la evolución de equipos y organizaciones.

Figura 3: Etapas en la evolución de Líderes, Equipos y Organizaciones

Los Arquetipos Culturales (eje horizontal) representan los modelos de pensamiento (valores) y acción (conductas) que emplean los líderes y equipos.

El Engagement (diagonal) representa el orgullo de pertenencia y el nivel de compromiso que los líderes y equipos sienten en la organización.

El Rendimiento (eje vertical) representa los resultados que logran los líderes y equipos de la organización (asociados a indicadores cuantitativos y cualitativos del Cuadro de Mando de la organización) y su contribución al Propósito Superior de la organización.

Resulta evidente la relación causa-efecto entre los Arquetipos Culturales, Engagement y Rendimiento.

Abrir chat