Durante el siglo pasado, las transformaciones en los escenarios de negocio y en los entornos operativos de las organizaciones -que requerían cambios de rumbo de acuerdo a las estrategias empresariales actualizadas-  eran excepcionales y cuando ocurrían solían dar paso a largos períodos de estabilidad.

Resulta más que evidente que esa tendencia se ha invertido porque las organizaciones afrontan períodos cada vez más intensos de cambio seguidos por períodos -cada vez más breves- de una relativa estabilidad.

La transformación digital de procesos, productos y servicios, las nuevas plataformas digitales de intercambio entre particulares, la conectividad entre los dispositivos, las comunicaciones móviles y las redes sociales desafían a las ventajas competitivas de las empresas tradicionales.

El poder se está desplazando desde la oferta hacia la demanda, los clientes están tomado la delantera en las relaciones comerciales y los valores de las nuevas generaciones impulsan una economía colaborativa.

Los expertos prevén que los ingresos generados mediante proyectos de economía colaborativa pasen de la cifra actual que apenas supera los 90.000 millones de dólares a 335.000 millones en 2025.

El intercambio de bienes y servicios entre particulares está poniendo contra las cuerdas a las empresas tradicionales en sectores tales como el turismo, el transporte, el ocio, las finanzas o la música.

Los gustos de sus clientes han cambiado y los nuevos competidores no son sus pares, sino recién llegados “Nativos Digitales”.

Un ejemplo evidente de turbulencia transformadora es lo que ocurre en el sector financiero. El crowfunding y el desarrollo de las fintech (empresas tecnológicas que ofrecen servicios financieros) meten presión a los bancos de toda la vida.

Nuevos paradigmas empresariales

Quién eres y qué valores representas para tus accionistas, colaboradores, clientes y proveedores se ha vuelto tan importante como la calidad de los productos y servicios que ofreces.

En las 2 ediciones de su libro Firms of Endearment. The pursuit of purpose and profit, Raj Sisodia, David Wolf y Jag Seth, han identificado a las organizaciones que han creado una nueva frontera en sus mercados.

Las “Empresas que enamoran” están impulsadas por un propósito superior, buscan la satisfacción de sus grupos de interés, son inspiradas por líderes visionarios y crean equipos impulsados por valores.

Los líderes de estas organizaciones aprovechan la diversidad de los integrantes de sus equipos como una riqueza para impulsar la innovación y aprovechan su talento para crear riqueza.

Los empleados conectados entre sí y con el propósito de su organización contribuyen a crear valor a sus clientes y proveedores creando experiencias positivas de venta, servicio y colaboración.

Las “Empresas que enamoran” constituyen una nueva frontera de las ventajas competitivas porque sus líderes y sus equipos:

  • Crean empleados comprometidos que aportan valor personal a sus clientes, sirviendo con ilusión y compromiso.
  • Crean clientes fieles y satisfechos que les permiten lograr resultados de negocio extraordinarios.
  • Marcan la diferencia con sus diferentes públicos de interés y conquistan la buena voluntad de su comunidad.

La capacidad de generar valor económico superior para sus accionistas se ha demostrado mediante el retorno de inversión acumulado que han generado para sus accionistas.

  • Empresas que enamoran: 1.646,1 %
  • Empresas Good To Great: 177,5 %
  • Empresas del índice Standard & Poor’s 500: 157 %

Las “Empresas que enamoran” se han comprometido a ser “las mejores para el mundo” en vez de las mejores del mundo, tienen un propósito superior que va mucho más allá de la maximización de los beneficios. Se proponen hacer del mundo un lugar mejor.

El nuevo paradigma de “negocios al servicio de la creación de un mundo mejor” atrae a clientes, proveedores y colaboradores que buscan productos y servicios alineados con sus propios valores.

Nuevos Paradigmas organizacionales

Durante los últimos años, el mundo empresarial ha sido testigo del surgimiento de una nueva generación de empresas, las Organizaciones Exponenciales (ExO), que han acelerado su crecimiento mediante un uso disruptivo de la tecnología, como por ejemplo la Inteligencia Artificial.

El término organización exponencial (ExO) fue definido por primera vez en el libro escrito por Salim Ismail, Michael S. Malone y Yuri van Geest en 2014.

Las ExO, a diferencia de las organizaciones tradicionales que se ven afectadas por recursos limitados, se basan en el supuesto de abundancia. Esto les permite ser disruptivas y transformar industrias en muy poco tiempo, en medio de entornos operativos y mercados VUCA.

La sigla VUCA describe los atributos del mundo en que nos toca vivir y trabajar.

  • VOLATILIDAD: la velocidad, el alcance y la escala de los cambios que

ocurren en cualquier parte del mundo tienen un impacto inmediato en

todo el planeta. Un ejemplo de ello es la velocidad y la forma en que varían las cotizaciones de acciones empresariales y el impacto instantáneo que esto genera en el patrimonio de las personas y en el valor de las empresas.

  • INCERTIDUMBRE: los cambios impredecibles e incontrolables impiden estar totalmente preparados para gestionar lo desconocido. Un ejemplo de esto es la crisis humanitaria que genera el flujo constante de refugiados que están buscando protección en una Europa con problemas de integración interna y que aún vive las consecuencias de una importante crisis económica.
  • COMPLEJIDAD: la naturaleza caótica del mundo actual entra en combustión con acontecimientos que generan volatilidad e incertidumbre creando un ambiente de confusión para los líderes que deben marcar el rumbo en sus organizaciones.
  • AMBIGÜEDAD: hay falta de claridad y transparencia alrededor de las causas y efectos de los acontecimientos globales. Es muy difícil predecir y afrontar las amenazas cuando no se conoce qué, quiénes y porqué están detrás de lo que está ocurriendo.

La sigla VUCA ofrece una descripción válida de lo que está sucediendo en el contexto de la economía mundial y en los escenarios de negocio: la transformación digital genera volatilidad y la complejidad, las condiciones económicas crean incertidumbre y lo que ocurre está impregnado de ambigüedad.

Próxima entrega miércoles 6 de abril

Abrir chat