Watch the Interview between Richard Barrett (Founder of Barrett Values Centre) and Héctor Infer, (Founder of Transform Action & Partner of Barrett Values Centre). An inspiring conversation during the Spirituality&Creativity in Management World Congress 2015, in Barcelona.  You can read hhe full interview in Spanish, also published in HR Magazine «Equipos &Talento»: Para  impulsar la innovación, es necesario activar la creatividad de cada integrante de la organización. ¿Cómo se puede activar la creatividad individual? RB: La gente nace con un nivel muy alto de creatividad, casi a un nivel de genialidad. Bajamos nuestro nivel de creatividad natural para amoldarnos a una estructura social, familiar y cultural preestablecidas. Este proceso de socialización merma nuestro nivel  de creatividad, hasta  un promedio de 2% a la edad aproximada de 25 años. Lo que realmente hace resurgir, lo que destraba y hace posible que la creatividad que estaba encerrada de forma subyacente salga a la luz, es el  sentimiento de ser capaz de expresar quien eres realmente. Esto sucede en la etapa de individuación del desarrollo psicológico de una persona (ver gráfica). En esta etapa dejas detrás las creencias y los miedos y empiezas a descubrir tu yo verdadero. Este es el momento en el que empiezas a desbloquear tu creatividad, porque has encontrado ese yo único que es dónde radica la pasión. Y una vez que has encontrado la pasión dentro de ti, ese yo interior es lo que despierta tu creatividad. Es el momento en el que descubrimos nuestros dones y asumimos nuestros talentos para expresarlos al mundo entero. La cultura de una organización idealmente tiene que permitir que sus integrantes experimenten una profunda conexión y compromiso entre ellos y con la organización. Cuando esto sucede, sin importar en que etapa de desarrollo psicológico se encuentren, los integrantes de la organización comienzan a desbloquear su creatividad y su capacidad de innovación. Una vez que este proceso comienza es muy difícil que se detenga. HI: Yo creo que todos nosotros tenemos una profunda necesidad de expresarnos libremente, de manifestar nuestros dones y talentos que nos hacen únicos. Esto requiere un entorno y también un proceso en el cual  tienes que restaurar, resetear las capacidades que  tenías cuando eras un niño. Los niños son naturalmente creativos. Creo también que tener un propósito ayuda a este proceso ¿Te imaginas que Mark Zuckenberg haya concebido Facebook pensando en ganar mucho dinero? Claro que no! El estaba pensando en hacer algo útil para los demás (nivel 7 de la gráfica) Y entonces pensó: ¿Quiénes son esos otros? Es ahí donde descubrió sus Grupos de Interés (Nivel 6 en la gráfica) compañeros de universidad que necesitaban intercambiar información. Y luego conectó con otras personas que resonaban con esta visión y podían asumirla como una visión (Nivel 5 en la gráfica)  Y es así como juntos inventaron la aplicación (Nivel 4 en la gráfica) y la implementaron desde sus Niveles 3, 2 y 1 que fueron simplemente funcionales al propósito y su visión. Los resultados económicos fueron la consecuencia de su visión y de su propósito de “ser útiles para los demás”. Gráfico de los 7 Niveles, Creado por Richard Barrett, asociado a las fases de evolución y a las competencias de cada nivel. RB: Si… ser útil. Llega un momento en tu vida en el que te das cuenta de que eso es realmente lo más importante. Darle un sentido a tu vida. Cuando tienes 25 o 30 años y te preguntas: ¿Es esto todo? ¿Hay algo más? Descubrir tus talentos y el hecho de ser capaz de usarlos es lo que le da un sentido a tu vida. Esta es también la etapa de los logros, es  cuando la gente quiere obtener resultados y obtener el respeto de los demás. Lo que hace que la gente emprenda este viaje interior es el deseo de libertad y autonomía. Y cuando puedes supeditar toda esa energía  a un propósito es cuando comienzas realmente este viaje de creatividad individual que impulsa la capacidad de innovación colectiva. En tu conferencia has hablado de libre expresión, contribución, conexión y propósito. Nos gustaría que nos cuentes un poco más acerca de estos conceptos. RB: La libre expresión se puede canalizar de dos diferentes formas: una es la conexión y la otra es la contribución. Si tu descuidas o te olvidas de alguna de ellas, tu vida estará controlada por el estrés, el miedo e incluso la enfermedad. Estar alineado con la idea de que la libre expresión, la conexión y la contribución, te brinda la posibilidad de vivir una vida más saludable. Y a medida que vas creciendo, cuanto mas te puedas focalizar en ellas mejor será tu calidad de vida. Yo he conocido gente que ha puesto mucho foco en el aspecto de la contribución, pero ha descuidado la conexión. Lamentablemente ese deseo de contribución no se puede expresar porque le falta el lado de conexión. Y en mi opinión, esto es lo que creo que les pasa a muchos líderes. Algunos tienen una gran visión, necesidad de marcar la diferencia, pero han perdido por el camino la capacidad de conectar con la gente. HI: Pienso que ellos pueden restaurar esa conexión si abren sus corazones y comparten, acompañados de alguien que pueda contenerlos. Esta experiencia es fantástica porque solo tienes que recordar quien eres realmente. Yo no hago mucho cuando facilito este proceso con los clientes, sólo les invito a recordar quienes son realmente y quienes están destinados a ser. Ellos hacen todo el trabajo. RB: Lo que tu estas apuntando es que si tu quieres reconectar, lo tienes que hacer a través del amor y para esto es necesario que tu vida este impulsada por valores. Igualmente con la contribución: se lleva adelante a través de la creatividad, nuevas ideas y nuevos pensamientos. Cuando te abres a la posibilidad de la creatividad estos pensamientos e ideas fluyen libremente. Entonces la contribución solo es posible si tenemos un propósito que nos guía. HI: Si exactamente, marcamos la diferencia a través de la creatividad. RB: Si y eso es lo que marca la diferencia, Y ahora es cuando las dos partes se enlazan. La creatividad y la conexión. Si tú realmente quieres cambiar el mundo, tienes que ser capaz de conectar con otra gente para que ellos se alineen con tu propósito. Esto es lo que hará que el impacto sea mucho más profundo. HI: Cuando existe esta conexión, los líderes pueden hacerse una pregunta muy importante: ¿es posible dejar de vivir una vida regida por creencias y empezar otra impulsada por valores? Y esto es un gran descubrimiento para ellos… ¿Cual te parece a ti Richard que es la mayor diferencia entre estos dos tipos de vida? RB: Una gran diferencia.  En las primeras etapas de nuestra vida (bebes, niño, adolescente) aprendemos a sobrevivir y a mantenernos seguros a través de creencias acerca de lo que tenemos que hacer para poder lograrlo. Esas creencias son suposiciones, presunciones que nosotros tomamos como verdades. Mas adelante en la vida, especialmente cuando ésta se vuelve más compleja y difícil, si usamos estas creencias para hacerle frente al futuro no tendremos mucho éxito. Las creencias están basadas en información del pasado y lo que intentamos hacer es traerlas al presente para tomar decisiones que afectarán a nuestro futuro. La vida cambia muy rápidamente, el pasado no es como el presente, y el presente tampoco es como el futuro. Por eso es que  no funciona tomar decisiones basadas en creencias. Es por eso que necesitamos un anclaje en el presente que nos facilite tomar estas decisiones difíciles. Esta es la razón por la que decidí trabajar con Valores. Los Valores provienen de lo más profundo de tu corazón. De hecho los Valores son la forma de decisión de tu alma. Los valores positivos son valores conectivos, de conexión. Piensa en valores como confianza, apertura, justicia. Son valores que nos mantienen en conexión. Y en cuanto a la contribución, los valores mas comunes son el compromiso, la creatividad. Encontramos estos valores en los niveles altos de conciencia de nuestro modelo de 7 Niveles de Conciencia. Por el contrario los valores que encontramos en los niveles mas bajos de conciencia de nuestro modelo son productividad, eficiencia, etc., que son buenos valores pero que no producen conexión, son necesarios pero no suficientes. HI: Déjame agregar que las creencias producen fragmentación y los valores son como imanes que focalizan y conectan para co-crear un futuro mejor. RB: Absolutamente. Las creencias separan, dividen. Y los valores unen. Los valores son comunes a toda la humanidad en un nivel muy profundo. Y estos valores son los instrumentos utilizados para la toma de decisiones que nos permite estar conectados con los demás.  Y es en ese momento que podemos contribuir al bien común. HI: Si y además agregaría que los valores no solo nos conectan sino que nos focalizan en el bien común y en un propósito mas elevado.  Es por eso que crean ese gran nivel de compromiso. RB: Si en el transcurso cualquier conversación, le preguntas a la gente cuales son sus valores, te darás cuenta de que la energía de esa conversación automáticamente se eleva, porque estás preguntando algo que es realmente importante para la gente. Se siente la pasión… A mi me gusta mucho hacer esta pregunta ¿Cómo está tu vida hoy? Simplemente esta pregunta te ayuda a conectar con el otro, porque esa persona siente que realmente está siendo  “vista”. Y es eso justamente la base de la conexión, que la otra persona se sienta realmente escuchada y tenida en cuenta. HI: Si, la mirada del otro: Tú estás ahí, tú importas, tú estás vivo. Puedo verte, puede ver tus talentos y tus dones. RB: Volviendo a la pregunta: como crean los líderes un ambiente en el que las necesidades y deseos de todos se vean contenidas, esa es la llave, la respuesta: confianza y reconocimiento.]]>