Cultura organizacional en España: Nuevos tiempos, nuevos paradigmas

Cultura organizacional en España: Nuevos tiempos, nuevos paradigmas

Artículo realizado por Héctor Infer,
Socio Fundador & Global Mentor de Transform Action
Partner & CTT Global Trainer de Barrett Values Centre
Partner, Global Coaching Group
Autor del libro” 10 Arquetipos para construir los equipos del futuro”

Durante el siglo pasado, las transformaciones en los escenarios de negocio y en los entornos operativos de las organizaciones – que requerían cambios de rumbo en las estrategias empresariales –  eran excepcionales y cuando ocurrían, solían ser seguidas por largos períodos de estabilidad.

Desde principios de siglo, resulta más que evidente que esa tendencia se ha invertido, porque las organizaciones afrontan  períodos cada vez más intensos de cambio, seguidos por períodos – cada vez más breves – de una relativa estabilidad.

La transformación digital de procesos, productos y servicios, las nuevas plataformas digitales de intercambio entre particulares, la conectividad entre los dispositivos, las comunicaciones móviles y las redes sociales desafían a las ventajas competitivas de las empresas tradicionales.

El poder se está desplazando desde la oferta hacia la demanda, los clientes están tomado la delantera en las relaciones comerciales y los valores de las nuevas generaciones impulsan la economía colaborativa.

Los expertos prevén que los ingresos generados mediante proyectos de economía colaborativa pasen de la cifra actual (2018) que apenas supera los 75.000 millones de dólares a 335.000 millones en 2025.

Nuevos paradigmas empresariales

QUIÉN eres y QUÉ valores representas para tus accionistas, colaboradores, clientes y proveedores, se ha vuelto algo tan importante como la calidad de los productos y servicios que ofrece tu empresa.

Las organizaciones que están pasando de estructuras de silo a culturas que, se enfocan en un propósito superior, buscan la satisfacción de sus grupos de interés, son inspiradas por líderes visionarios y crean equipos impulsados por valores. Aprovechan la diversidad de los integrantes de sus equipos como una riqueza para impulsar la   innovación y aprovechan su talento para crear riqueza.

Nuevos Paradigmas organizacionales

Durante los últimos cinco años, el mundo empresarial ha sido testigo del surgimiento de una nueva generación de empresas – las Organizaciones Exponenciales (ExO) – que han acelerado su crecimiento mediante el uso de la tecnología.

En el marco de esta nueva realidad operativa, las organizaciones están adoptando – entre otros – los principios de la filosofía Agile para impulsar el trabajo colaborativo, la creación de equipos transversales auto organizados y el aprovechamiento de la diversidad como una riqueza para la innovación. Pasando de una cultura organizacional vertical a una cultura horizontal o matricial.

Este cambio de paradigma, implica cambiar cómo piensas (valores), cómo actúas (conductas) y reenfocar el propósito que inspira las decisiones de los Líderes y Equipos de tu organización.

Para comprender mejor esto, es importante tomar conciencia de que estamos acostumbrados a operar en organizaciones convencionales que han sido diseñadas sobre todo para la estabilidad

Figura 1: La organización convencional

Las organizaciones convencionales operan como una jerarquía estructurada, estática y organizada “en silos” – los objetivos y derechos a decidir fluyen hacia abajo, desde los niveles de mayor poder en la cima de la pirámide organizacional (por ejemplo, desde el Comité de Dirección).

Las organizaciones convencionales operan a través de planificación lineal y control con el propósito de generar valor para sus accionistas. Su estructura resulta rígida y burocrática para afrontar los retos de un mundo VUCA.

Figura 2: La organización Ágil de Alto Rendimiento

Por el contrario, la organización Agile emergente (diseñada tanto para la estabilidad como para el dinamismo) es una red de equipos, una cultura organizacional horizontal que opera en una cultura centrada en las personas, que opera en ciclos rápidos de aprendizaje y decisión habilitados por la tecnología e impulsados por un potente propósito compartido de crear valor para todos sus grupos de interés.

Desde el año 2004 venimos aplicando el Modelo de 10 Arquetipos Culturales  para facilitar la evolución de equipos y organizaciones

Teniendo en cuenta indicadores de cultura organizacional a través de los diagnósticos CTT Cultural TransformationTools que están relacionados con las seis áres clave del cuadro de mando de la empresa.

Figura 3: Etapas en la evolución de Líderes, Equipos y Organizaciones

La Cultura organizacional (eje horizontal) son los modelos de pensamiento (valores) y acción (conductas) que emplean los Líderes y Equipos de la organización. El Engagement (diagonal) es el nivel de compromiso intelectual y de involucración emocional de los integrantes de la organización.

El Rendimiento (eje vertical) son los resultados que logran los equipos de la organización (asociados a indicadores – cuantitativos y cualitativos – del Cuadro de Mando de la organización)

Gráficamente, resulta evidente la relación “causa-efecto” entre Cultura (eje horizontal) , Engagement ( diagonal) y Rendimiento (eje vertical)

Las organizaciones convencionales

Se enfocan en la satisfacción de las necesidades básicas (supervivencia – pertenencia – autoestima) de sus integrantes.

Se caracterizan por su aversión al riesgo y su espíritu conservador, que les impide “pensar y actuar fuera de la caja” de las tradiciones.

Sus Líderes emplean  un estilo jerárquico y sus equipos funcionan como si fueran los componentes de unas máquinas destinadas a “Cumplir con sus tareas” y “Lograr objetivos” que ellos no definen ni pueden cuestionar.

Sus integrantes pierden empuje y cohesión interna ante los desafíos de un  mundo VUCA, porque se enfocan en conservar el pasado.

Las organizaciones que sobresalen “Good to Great”

Se enfocan en la activación de las motivaciones superiores de autoexpresión y conexión de sus integrantes.

Se caracterizan por su espíritu transgresor y por su disposición para “pensar y actuar fuera de la caja” de las tradiciones.

Están rompiendo moldes para pasar del “yo al nosotros” y para aprovechar la diversidad de sus integrantes como una riqueza para impulsar la innovación disruptiva.

Sus Líderes emplean un estilo participativo y sus equipos  cooperan entre sí, preocupados por contribuir al interés común de su organización.

Estas organizaciones están pasando de un estilo reactivo de adaptación a los cambios (emplear el talento para mantener el pasado) a un estilo proactivo (emplear el talento para co-crear el futuro).

Las organizaciones Ágiles de Alto Rendimiento

Se enfocan en activar las motivaciones superiores de conexión,  contribución y servicio de sus integrantes.

Se caracterizan por tener un  espíritu emprendedor, usan su creatividad para aportar valor a sus públicos de interés y su capacidad de innovación para marcar la diferencia en sus mercados

Sus Líderes inspiran y empoderan, sus equipos funcionan como una comunidad de personas con visión compartida y valores comunes, que colaboran entre sí y cooperan con su comunidad

Las organizaciones Ágiles de Alto Rendimiento, pueden prosperar en el caos y ante lo inesperado porque gestionan la complejidad  y la  incertidumbre sin perder su cohesión interna.

Sus integrantes enfocan los desafíos de un mundo VUCA, desde la confianza y los gestionan como una oportunidad para  evolucionar.

En Transform Action somos especialistas en apoyar a las organizaciones a crear Culturas organizaciones que fomenten la participación, la colaboración y el impacto en resultados para crear organizaciones sostenibles y duraderas.

Conoce nuestros programas in-company y certificaciones internacionales.