El Modelo de Barrett ha demostrado ser un marco poderoso para la realización del potencial humano de los líderes y organizaciones de todo el mundo. El Modelo y el Análisis de Barrett han ayudado a miles de organizaciones de 94 países a mejorar la salud de su cultura organizativa y, por consiguiente, a mejorar los resultados para todos sus públicos de interés. La esencia del éxito del modelo es la comprensión de las necesidades humanas básicas y del entorno cultural que las personas necesitan para prosperar.

Evolución de la Psicología

Los últimos avances en la investigación psicológica sobre las necesidades y el bienestar de los seres humanos están ayudando a validar el marco existente del Modelo de Barrett.
Desarrollado originalmente en 1997 por Richard Barrett, el modelo se creó aprovechando la antigua filosofía oriental para ampliar el concepto de Maslow de autorealización en su jerarquía de necesidades (1). El resultado fue una descripción del espectro completo de necesidades que subyacen a la motivación y el comportamiento humanos (2).

Ahora el Modelo de Barrett se apoya no sólo en el trabajo pionero de Abraham Maslow, sino también en el trabajo más reciente de Deci y la teoría de autodeterminación de Ryan, el modelo de Ryff de bienestar psicológico, el trabajo de Selingman sobre el flourishing o bienestar óptimo, y en el resurgimiento del interés académico en torno al concepto de Aristóteles de «eudaimonia» y el profundo anhelo humano de vivir una vida significativa. Todos estos desarrollos teóricos se están fusionando para revelar una consistencia subyacente respecto a la naturaleza humana y las condiciones necesarias para facilitar la prosperidad humana, tan concisamente descrita por el Modelo de Barrett.

TEORÍA DE LA AUTODETERMINACIÓN (SDT)
La Teoría de la Autodeterminación es un marco para comprender la motivación humana, que afirma que la satisfacción de las necesidades psicológicas básicas alimenta la motivación, el crecimiento y el bienestar (3) . La necesidad de relación es un sentido de sentirse cuidado a través de relaciones seguras y cercanas. La necesidad de competencia es un deseo de sentirse efectivo en el propio entorno. La necesidad de autonomía representa la importancia de tener capacidad de elección, y ser un agente de tu propia vida. Alineado con Maslow, el SDT se basa en la premisa fundamental de que los seres humanos se inclinan naturalmente hacia el crecimiento y la realización del potencial cuando se les da la oportunidad de satisfacer sus necesidades psicológicas básicas dentro de su entorno.
Las tres necesidades del SDT son similares a las necesidades fundacionales localizadas en los tramos inferiores y medios del Modelo Barrett, es decir, los niveles de Relación, Rendimiento y Evolución. El Modelo Barrett coincide con el SDT y con la afirmación de que el funcionamiento humano óptimo se establece primero formando relaciones seguras con los demás, demostrando capacidades y ganando autonomía para las propias decisiones.

El SDT ha reunido una gran cantidad de pruebas empíricas (4) para explicar las diferencias en el rendimiento y el bienestar a través de múltiples dominios de investigación. El marco motivacional de la teoría de la autodeterminación se ha aplicado a una variedad de entornos de investigación que incluyen el trabajo, la educación, la atención sanitaria, el ejercicio físico, la psicoterapia, la crianza de los hijos, la política y la religión.

BIENESTAR PSICOLÓGICO (PWB)
El modelo de bienestar psicológico de Carol Ryff es una de las teorías más influyentes de la psicología clínica de las últimas décadas (5). Ryff integró las ideas de muchos trabajos importantes de psicología y filosofía sobre el estudio del bienestar que incluyen perspectivas de Aristóteles, Allport, Frankl, Maslow, Rogers, Erikson, Jahoda, Jung y John Stuart Mill. Identificó temas comunes de cada uno de estos trabajos históricos y los integró en seis dimensiones clave del bienestar psicológico. Las seis dimensiones del bienestar psicológico incluyen las relaciones positivas con los demás, el crecimiento personal, el propósito en la vida, el dominio del entorno, la autoaceptación y la autonomía.

Hay una increíble consistencia entre PWB y los siete niveles de necesidades humanas en el Modelo de Barrett. El nivel de evolución del Modelo de Barrett incorpora las dimensiones de autonomía, autoaceptación y crecimiento personal de Ryff. La dimensión de «propósito en la vida» de Ryff es similar a los niveles del Modelo de Barrett para facilitar un sentido de propósito, que son Alineación (o auténtica auto-expresión), Colaboración (o interconexión) y Contribución.

EL FLOURISHING O BIENESTAR ÓPTIMO HUMANO
Martin Seligman es probablemente el autor más conocido sobre el desarrollo humano, cuyo modelo PERMA se describe en su libro titulado Flourish. El modelo PERMA incluye cinco dimensiones de flourishing, que son las emociones positivas, el compromiso, las relaciones, el significado y el logro.


El modelo PERMA es consistente con los niveles del Modelo Barrett para Relaciones, Rendimiento (logro), Alineación (compromiso y emociones positivas), y Colaboración/Contribución (significado). En muchos estudios se ha comprobado que el modelo PERMA predice los resultados positivos y el bienestar, incluida la vitalidad, la satisfacción con la vida y la salud física (6).

BIENESTAR EUDAIMÓNICO
Recientemente ha habido un aumento del interés académico en el estudio de la felicidad humana, lo que ha llevado a muchos estudiosos a volver a las ideas de Aristóteles sobre la «eudaimonia» y lo que constituye la expresión más vital y plena de la naturaleza humana y una vida bien vivida. Desde los tiempos de los antiguos griegos, ha habido un debate continuo sobre el término «felicidad». En la tradición hedónica, la felicidad se caracterizaba por los sentimientos subjetivos de placer y emoción positiva. Desde la perspectiva eudaimónica, la verdadera felicidad implica un sentido más profundo de realización que surge del desarrollo y la expresión del potencial más elevado de la persona. El término eudaimonia, aunque se traduce como felicidad, se considera mejor como cumplimiento de un propósito o realización de uno mismo. La palabra se compone con dos conceptos: eu, que significa «bueno», y aimon, que significa «verdadero ser». El daimonion se considera la naturaleza esencial de un individuo, o espíritu innato, y se refiere a aquellas potencialidades de cada persona que, cuando se realizan, representan la mayor realización en la vida de la que la persona es capaz. La Eudaimonia, por lo tanto, puede ser pensada como un estado de realización personal a partir de la vivencia del propósito de uno. Se dice que se experimenta cuando las personas están realizando su potencial único en contribución al bien común (7).


Las investigaciones han demostrado que el bienestar eudaimónico está relacionado con una mayor salud física y psicológica a largo plazo. (8) La eudaimonia es en realidad muy similar al concepto de auto-realización de Maslow y se relaciona con la parte superior del Modelo de Barrett, es decir, los niveles de Alineación, Colaboración y Contribución. El full spectrum o espectro completo del Modelo de Barrett representa tanto el bienestar subjetivo o hedónico que surge de la satisfacción de las necesidades fundamentales, como el bienestar eudaimónico que surge de la satisfacción de las necesidades superiores del modelo.

El Modelo de Barrett y la actualización del potencial humano

Desde el surgimiento de la psicología humanista, y con el impulso del movimiento de la psicología positiva, los psicólogos han tratado de caracterizar las expresiones más completas de la naturaleza humana. Las investigaciones sobre el desarrollo humano han demostrado que los ejemplos más saludables de la naturaleza humana son vibrantes, creativos, orientados al crecimiento, conectados con otros y dedicados a hacer una contribución positiva a algo más grande que ellos mismos.
El Modelo Barrett esboza un camino hacia el crecimiento humano con un marco de tres partes, que consiste en

1) establecer una base a través de la viabilidad física, relaciones seguras y rendimiento efectivo,

2) evolucionar continuamente abrazando la autonomía y el crecimiento, y

3) trabajar hacia el cumplimiento de los propósitos a través de la alineación con el verdadero ser, la colaboración con otros en un propósito compartido y la contribución al bien común.

Apoyado en el modelo de Abraham Maslow, y continuando con el apoyo de las teorías emergentes en psicología con cantidades significativas de evidencia empírica, el Modelo de Barrett ilumina claramente lo que se necesita para que los seres humanos se desarrollen y prosperen.

Artículo de Crystal Wiedemann, Ph.D. Barrett Values Center

——————————————————————————————————————————————————————————————–

1 Maslow, A. H. (1954). Motivation and personality. New York: Harper & Row.
2 Barrett, R. (1998). Liberating the Corporate Soul: Building a visionary organization. New York & London: Routledge
3 Ryan, R. & Deci, E. (2000). Self-determination theory and the facilitation of intrinsic motivation, social
development, and well-being. American Psychologist, 55, 68–78.
4 Deci, E. & Ryan, R. (2008). Facilitating optimal motivation and psychological well-being across life’s domains. C anadian
Psychology, 49, 14–23.
5 Ryff, C. (1989b). Happiness is everything, or is it? Explorations on the meaning of psychological well-being. Journal of Personality
and Social Psychology, 57, 1069-1081.
6 Coffey et al. (2014). A multi-examination study of well-being in college and community samples. Journal of Happiness Studies,
17(1).
7 Turban, D. & Yan, W. (2016). Relationship of eudaimonia and hedonia with work outcomes. Journal of Managerial Psychology,
31(6), 1006-1020.
8 Ryan, R. & Deci, E. (2001). On happiness and human potentials. A nnual Review of Psychology, 52:141-166.

Abrir chat